Una noche, en las calles de Flores, sin puntos ni comas le dio por hablar. Era lindo, por Dios que era lindo. 
Flores sugiere ser temible por las madrugadas, pero igual salimos a quemar las veredas, a enroscarnos en seda, biblia y calefón. Salvamos al mundo esa noche.
Nuestras vidas se toparon. Dame la mano, cantá conmigo. Con tu aliento y con mi abrigo se siente mucho menos el frío. Con tus ojos y mis ojos…
Unos ojos color verde marihuana. Portador de infinitos colores.
Si todo es una foto yo quiero estar…

Conmigo o sin mi, que seas la persona más feliz. Que tu sonrisa siga viva cada mañana, que tus manos solo busquen libertad. Que nunca te rindas, que persigas tus sueños, que no pierdas la esperanza, que te levantes de toda caída. Es una necesidad para mi, que sepas que te acompaño, aunque no puedas verme como tal. Es una necesidad para mi saber con quién estas, haciendo qué, abrigado, si tenes hambre o sueño. Aunque nada de tu vida pueda cambiar, aunque nunca sepas cuánto te quiero en verdad, voy a estar al lado tuyo hasta que me canse de intentar


(Jamás me hubiese atrevido a hacer esto, shhhh)